Ajustar el alma de una guitarra

Lo primero a tener en cuenta es que el instrumento debe estar afinado para que la tensión de las cuerdas ejerza la tensión real que éstas harán sobre el mástil.
Para comprobar el estado del mástil pondremos una regla metálica lo suficientemente larga para que abarque todo el diapasón.

De esta forma podremos saber si el mástil está plano, cóncavo o convexo. Pese a lo que la gente comúnmente pueda pensar el mástil no debe estar recto, sino que tiene que estar ligeramente cóncavo.

Si al poner la regla observamos que el mástil de la guitarra o bajo esta recto o convexo, deberemos girar el alma utilizando la llave correspondiente en sentido contrario a las agujas del reloj (teniendo el mástil hacia nosotros).

Para evitar problemas tanto en los acabamos de tu instrumento así como en la propia alma o el mástil no deberemos girar nunca más de de un cuarto de vuelta cada vez, y es recomendable esperar al menos 15 minutos antes de volver a modificar el alma.

Por el contrario si al posicionar la regla vemos que el mástil está demasiado cóncavo deberemos girar el alma en el sentido de las agujas del reloj.


Para saber en qué momento hemos dejado el alma del mástil correctamente ajustado podemos hacerlo de la siguiente manera:

  • Presionando una de las cuerdas simultáneamente en el primer traste y en el último (podemos servirnos de la ayuda de una cejilla) mediremos la distancia entre la parte inferior de la cuerda hasta la cabeza del traste (varilla metálica).
  • Ésta distancia deberá medir 0.2mm y aunque existen galgas específicas para este tipo de mediciones lo podemos realizar también de manera más casera utilizando una púa de ese mismo grosor.
  • Como no todas las guitarras permiten un mismo ajuste, por ejemplo por desgaste de los propios trastes, y por la forma de atacar las cuerdas de cada músico esta medida deberá tomarse como guía, pudiendo entonces variarse en cada caso sin que ello conlleve a un mal ajuste del instrumento como por ejemplo problemas en el quintaje ya que un exceso de concavidad ocasionará por ejemplo un pequeño desajuste en el mismo por exceso de elongación de la cuerda

Deja un comentario